¡Preparémonos para un nuevo comienzo!

Tomemos este día para pensar conscientemente en los sueños que tenemos y que deseamos cumplir durante el año, y no los subestimemos, porque los sueños que Dios ha puesto en nuestro corazón son propósitos que Él quiere cumplir en nuestra vida.

Además de cumplir Su voluntad, su realización es vital para nuestra felicidad, y para eso debemos evitar que nos venza la frustración, la ira, la tristeza, la envidia y la decepción, y todas estas cosas no harán más que bloquear el maravilloso propósito preparado para nosotros. Cuando sintamos algo así, podemos respirar profundamente y pedir Su ayuda.

Muéstrame tu fiel amor por la mañana,
porque en ti he puesto mi confianza.
Pongo mi vida en tus manos,
muéstrame lo que debo hacer.

Salmos 143:8

Dios conoce nuestros sueños, sabe bien lo que deseamos, quiere ayudarnos a cambiar lo que sea necesario para avanzar hacia mejores horizontes. Simbólicamente, podemos considera éste como el momento perfecto para desprendernos del pasado que no aportaron nada bueno a nuestros anhelos, ni a la visión que Dios tiene para nosotros.

No permitamos que lo que haya sucedido en el pasado sabotee nuestra pasión o ánimo. Sabemos que el 2020 fue difícil para muchos, porque nos dejó con pérdidas e incertidumbre. Sin embargo, también pudimos ver la mano de Dios en la oscuridad, así que no podemos permitir que las circunstancias actuales nos afecten de forma negativa.


Yo sé cómo es vivir en pobreza y en abundancia.
He aprendido a hacer frente a cualquier situación,
pasando hambre o estando satisfecho;
teniendo mucho o teniendo poco.
Yo puedo enfrentar cualquier situación,
porque Cristo me da el poder para hacerlo.

Filipenses 4:12-13

Abracemos nuestra determinación por cumplir nuestros sueños, ya que eso es parte importante de la situación a nuestro alrededor, porque un sueño sin compromiso, sin un plan ni responsabilidad, será sólo una ilusión. Abramos nuestro corazón y nuestra mente, con la esperanza de una mayor revelación y guía para nosotros en este año.

Comprometámonos a vivir la vida con mayor pasión, acción y una comunión inquebrantable con Dios para cumplir nuestros sueños. Vivamos agradecidos siempre con Dios, en todo momento y en todo lugar, y sigamos recibiendo con amor sus bendiciones.

¡Feliz año!

Selecta Magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: