Sentimientos en Navidad

Esta época es muy particular en cuanto a los sentimientos de cada persona. Las luces, los colores, los adornos, los dulces, los aromas, las compras navideñas… producen sentimientos muy variados que evocan recuerdos y emociones distintas para cada uno. Muchos esperan sentirse felices, o quieren obligar a sonreír a otros. Creemos en la “noche de paz, noche de amor” pero no todos pueden disfrutar de este cliché. La familia, el trabajo, los amigos, la salud, la pareja… todos tenemos diferentes circunstancias en nuestra vida.

La Misericordia y el Perdón

Antes de comentar o responder en una red social, con la mayor empatía posible, pensemos como si fuéramos la otra persona a quien vamos a enviar nuestras palabras y analicemos cómo nos sentiríamos, cómo nos afectaría, cómo afectaría nuestra vida y a las personas que nos rodean…

Cruzando la línea del miedo

Miedo tenemos todos. Miedo a quedarnos solos, a perder un ser amado, a quedarnos sin sustento; miedo de la enfermedad, de la maldad, de la injusticia, de la oscuridad, de cosas y situaciones. El miedo es como una sombra abrumadora que nos rodea y se apodera de nuestra mente, que nos sume en la oscuridad y muchas veces nos lleva a la depresión u otros problemas.